A-129

Impresionante Antigua Escultura de Templo Nepalí de Bronce del S. XIX. De Gran Tamaño y Valor. Muy Buen Estado

Espectacular figura antigua nepalí de bronce patinado, S. XIX. De gran tamaño y con partes desmontables.

authentication_certify

Importante escultura de bronce pavonado y en su color, procedente de Nepal y realizada en el siglo XIX. Esta espectacular escultura, de gran tamaño y alrededor de ocho kilos de peso, es una valiosa antigüedad certificada que probablemente proceda de algún templo del Nepal. Está en perfecto estado de conservación y su belleza se ha mantenido intacta hasta nuestros días. La figura va acompañada de un certificado de autenticidad emitido por las Reales Atarazanas de Zaragoza en el año 1998, en el que se indica que la figura es de finales del siglo XIX y que lleva el sello del gobierno nepalí permitiendo su exportación. Dicho sello actualmente está desaparecido, pero el certificado mantiene su vigencia y el prestigio que aporta la entidad emisora. La figura representa a un hombre semiarrodillado en el suelo, con la rodilla izquierda alzada y en actitud de oración. El bronce pavonado, de color marrón oscuro, está profusamente adornado con detalles dorados como el tocado, los aretes, o las cobras que rodean el cuello y las muñecas de la figura. Ésta se alza además sobre un pedestal cuadrado, y ante él eleva su cabeza una cobra de anteojos, animal sagrado de la mitología y la religión hindú. La escultura y la cobra son independientes y pueden retirarse de la peana; llevan pequeñas espigas en la base para encajarlas en los agujeros de ésta. También son desmontables las alas que adornan y cubren los hombros y la espalda de la figura a modo de capa. La identidad de esta figura resulta algo confusa: probablemente se trate de una deidad hindú, aunque tiene símbolos de varias diferentes. En principio podría tratarse de Shiva por la cobra que lleva alrededor del cuello y el tercer ojo de la frente, pero esta deidad a menudo es femenina y no lleva alas. Por otra parte, las alas son atributo de otros dioses como Garuda o Kama, el dios del amor. La cobra de anteojos es, por otra parte, una deidad ya de por sí que tiene su propio culto y festividad, el festival Nag Panchami. La gran belleza y antigüedad de esta figura se unen a su excelente estado de conservación y su intensa espiritualidad para hacer de ella una pieza única, digna de un museo o de la mejor de las colecciones. Medidas: Ancho: 450 mm. Alto: 550 mm (con pedestal).

30 Piezas Recomendadas Dentro De La Misma Categoría: