J-720

Custodia Francesa del siglo XIX, en Plata Maciza. Muy Bien Conservada

Vendido

authentication_certify

Espectacular custodia francesa del siglo XIX, fabricada alrededor del año 1895 en plata maciza con partes doradas y profusamente grabada con varios motivos. Se trata de un magnífico objeto de culto, que conserva todas sus partes originales y se encuentra además en muy buen estado de conservación. La plata tiene estampados varios contrastes repartidos por toda la custodia, lo que da fe de la alta calidad del metal, que es Plata de Primera Ley. La plata está finamente tallada, representando diversos motivos relacionados con la Eucaristía: el Agnus Dei (Cordero de Dios) que simboliza a Cristo aparece en relieve dorado sobre el pie de la custodia, mientras que en distintos puntos observamos las uvas y las espigas de trigo (el pan y el vino), cabezas de ángeles y un triángulo en el cielo que simboliza a Dios, situado en la parte trasera. El cuerpo superior de la custodia presenta una oquedad redonda con una puerta de cristal destinada a albergar la Hostia sagrada. Este cuerpo está rodeado de un espectacular conjunto de rayos dorados que parten de él, y que simbolizan el resplandor de Cristo. Sobre ella, y rematando el conjunto, vemos una fina y elegante cruz latina labrada con motivos florales. La puerta redonda de cristal está en perfecto estado, y también se encuentran en óptimas condiciones la bisagra y el cierre. Los contrastes corresponden al taller de Philippe Picardat, concretamente a la época entre los años 1893 y 1902. La custodia se alza sobre una base cuadrada con forma piramidal, en la que se ubican los grabados del Agnus Dei, el símbolo de Dios y los motivos de las uvas y las espigas. Cuatro patas con forma de garra la sostienen, también finamente labradas con todo detalle. La parte inferior que se sitúa sobre las patas está pintada en un color rojo desvaído, y sobre ella aparece una cenefa con un motivo vegetal estilizado que se repite alrededor de toda la base. Todo el conjunto está bellamente labrado a mano, lo que convierte a esta custodia en una magnífica antigüedad y un hermoso ejemplo de arte sacro, digno de la mejor colección. Medidas: 510 mm alto x 270 mm ancho (base). Peso: 680 gramos

30 Piezas Recomendadas Dentro De La Misma Categoría: