J-372

Magnífico Copón en Plata Maciza Dorada. Francia, Siglo XIX.

Vendido

authentication_certify

Magnífico Copón Francés en Plata Maciza. Fabricado en Francia en el siglo XIX. Extraordinaria pieza religiosa de bella factura con una sinuosa decoración floral grabada. Presenta una sencilla base circular, donde sin duda destaca una bella decoración a base de hojas entrelazadas en relieve unidas por pequeñas piñas. El pie presenta sencillos nudos sin decoración que denotan una gran elegancia a la pieza. La base de la copa está decorada con medias circunferencias en las que se desarrollan unos bonitos ramos de tres flores cada uno, que se repiten por toda la superficie de la tapa. El remate de la pieza en forma de una cruz céltica, decorada en tres de sus brazos con piñas, presentando una imagen que entronca de manera clara con el simbolismo religioso. La pieza aparece contrastada en todas sus partes. Presenta los contrastes de plata maciza de primera Ley con el sello francés (Minerva) y los contrastes de orfebre. Las piezas macizas como ésta se llevan a cabo mediante fundición y son de una mayor calidad, ya que se trata de un método caro de fabricación. El origen de la plata religiosa se remonta a los años en los que, gracias a Constantino el Grande, el Cristianismo se convirtió en la religión oficial del estado. A partir de ese momento este tipo de objetos se convertiría en uno de los principales ingresos de los artesanos de la plata. Este tipo de piezas religiosas, al igual que el resto artes decorativas, van acorde en sus decoraciones con el estilo del momento. La Cruz celta es un tipo de cruz utilizada por los pueblos celtas a partir de su conversión al cristianismo. Es un símbolo que combina la cruz cristiana con un anillo en torno a la intersección que se aprecia de manera muy clara en este ejemplo. La historia de la cruz celta se remonta a más de 2.000 años antes de Cristo y sus orígenes son muy diferentes dependiendo de quién cuente la historia. Con la llegada del cristianismo, los primeros celtas católicos mezclaron el simbolismo pagano con la cruz católica siendo aún en nuetros días un emblema unificador, símbolo de la fe cristiana en Europa. En este ejemplo además dicha cruz aparece unida la imagen de la piña, símbolo de la inmortalidad, la vida y la fertilidad. Es el símbolo de la fecundidad de la naturaleza y aparece decorando la copa del Árbol de la Vida y se identifica a la iglesia con él, identificando las pepitas con el acogimiento que hace ésta con un gran número de pueblos. Preciosa pieza llena de simbolismo e historia, que llenará de magnificiencia la estancia en la que sea colocada. Medidas: 28 x 13 cm. Peso: 510 gr.

30 Piezas Recomendadas Dentro De La Misma Categoría: