C-428

Antiguo Cáliz de Plata Dorada, Francia. Siglo XIX

Bello cáliz antiguo de plata maciza dorada con grabados realizados a mano. Cien por cien plata contrastada. Con patena y estuche original de época.

authentication_certify

Precioso cáliz de plata dorada procedente de Francia, con más de cien años de antigüedad y en muy buen estado de conservación. El cáliz está fechado en el siglo XIX y va acompañado de su patena, también de plata maciza y con decoración grabada a mano. El conjunto se guarda en su estuche original de época; el estuche está en muy buenas condiciones y solo muestra algunos signos del paso del tiempo de poca importancia. El cáliz lleva una fantástica decoración grabada en la base, consistente en tres medallones con imágenes de la iconografía cristiana. Es una pieza magnífica que combina plata dorada y plata blanca, en un alarde de belleza.

Tanto el cáliz como la patena llevan los contrastes que dan fe de su calidad y origen. En ambas piezas encontramos el contraste del platero y el que marca la plata francesa, con el perfil de la diosa Minerva. Además, si damos la vuelta al cáliz en el interior de la base encontraremos dos parejas de iniciales, M.E. y R.E., delicadamente grabadas en el metal. La base del cáliz es circular y elegante, con superficie de plata dorada decorada con una fina cenefa grabada. Como comentábamos, lleva también tres suntuosos medallones con tres escenas: una imagen de Cristo Crucificado con la Virgen María y San Juan y otras dos de la Virgen y San José, ambos con el Niño en brazos.

Las figuras aparecen todas en plata sin dorar, contrastando eficazmente sobre la superficie dorada del metal. Junto al medallón que representa a la Virgen hay una pequeña abolladura, fácil de reparar por un profesional de la platería. Sobre la base, el nudo que adorna el tallo tiene forma bulbosa y combina secciones lisas y punteadas. Sobre él se alza la copa, que como única decoración lleva una cenefa similar a la de la base. La patena que acompaña a esta magnífica pieza de arte religioso muestra un grabado central con el acrónimo IHS (que identifica a Jesucristo) y una cenefa de inspiración vegetal. En cuanto al estuche donde se guardan ambos artículos, está revestido de material imitación piel de color negro por el exterior y de terciopelo rojo en el interior.

Elegante, sobrio y de gran belleza, este conjunto de cáliz de plata dorada con su patena es una pieza exclusiva con historia y personalidad.

Medidas: Cáliz: Ancho de la Base: 13 cm. Alto: 18 cm. Ancho de la Copa: 10,5 cm. Peso: 425 g. Patena: Diámetro: 14 cm. Peso: 85 g.

22 Piezas Recomendadas Dentro De La Misma Categoría: