A-900

Atractiva Calculadora Curta II, en Estuche Original y Funcionando. Liechtenstein, Años 50

authentication_certify

Esta curiosa pieza es una calculadora Curta II, un auténtico clásico entre las máquinas de calcular del siglo XX. Se trata de una máquina original de los años 50, fabricada en Liecthenstein con destino al mercado francés. La calculadora se encuentra en excelente estado de conservación y se presenta en su estuche original de plástico negro, también bien conservado. Funciona perfectamente, permitiendo al usuario realizar las cuatro operaciones aritméticas básicas con rapidez y fiabilidad. De formato cilíndrico, este diseño lleva las palancas con los dígitos en su cara vertical; para obtener el resultado de la operación a realizar hay que girar la manivela, y en su parte superior aparece el resultado. El sistema que da vida a esta calculadora fue obra de Curt Herztark, inventor austriaco que durante la II Guerra Mundial fue enviado al campo de concentración de Buchenwald por su ascendencia judía. Las autoridades nazis observaron los diseños que Herztark realizaba e impulsaron el desarrollo del mecanismo, con la idea de regalarle la calculadora ya diseñada a Adolf Hitler cuando llegase la victoria alemana. En 1945 el campo de Buchenwald fue liberado por las fuerzas norteamericanas y Herztark quedó en libertad. En poco tiempo, el inventor austriaco fundaría una fábrica en la localidad de Sommertal: allí comenzaría la producción de las calculadoras Curta. La calidad de estas calculadoras hizo que fueran consideradas los mejores modelo portátiles de la historia, hasta que en los años 70 hicieron su aparición las máquinas electrónicas. La pieza que aparece en las fotos muestra un estado de conservación magnífico, con el lacado negro del metal en óptimas condiciones, así como el esmalte gris martelé. En su parte inferior encontramos una serie de inscripciones en blanco, entre las que destacan el número de serie 548446, el nombre de la empresa fabricante y de su fundador, y una etiqueta en la que aparece el nombre y la dirección del distribuidor, localizado en París. Esta fantástica calculadora Curta II es una pieza histórica, fundamental para cualquier colección de máquinas antiguas que se precie. Medidas: Ancho: 6,5 cm. Alto: 11,5 cm.

30 Piezas Recomendadas Dentro De La Misma Categoría: