B-785

Impresionante Calculadora Antigua Trinks-Brunsviga M. Alemania, Circa 1920

Vendido

authentication_certify

Fascinante calculadora antigua Trinks-Brunsviga M, fabricada en Alemania en los años 20 del siglo XX. La calculadora conserva su base original de madera y la cubierta de chapa metálica diseñada para su protección y transporte. Tanto la máquina como la cubierta están en muy buenas condiciones, conservando intacto todo el encanto de las calculadoras mecánicas de principios de siglo. El mecanismo de molinete que la hace funcionar se encuentra en perfecto estado, permitiendo realizar las cuatro operaciones aritméticas básicas (suma, resta, multiplicación y división) de manera fluida y suave. El esmalte negro que recubre el exterior de la calculadora está en buen estado, mostrando solo algunos signos del paso del tiempo y del uso que confieren a la máquina un encanto muy singular. La base de madera maciza conserva el barniz original. Los símbolos y logotipos esmaltados en negro y rojo se muestran en magníficas condiciones: podemos ver el nombre de la máquina, TRINKS-BRUNSVIGA, acompañado del número de serie Nº. 43841. También aparece el sello circular de la empresa fabricante. En la parte trasera de la calculadora está impreso el nombre de la marca en letras plateadas y doradas. La cubierta cierra perfectamente y conserva la llave original, mostrando sobre el lacado negro el nombre de la marca en grandes letras grises. Auténtica, robusta y fiable, esta antigua calculadora Trinks-Brunsviga es una pieza de museo de singular carisma y poder de atracción.

Historia de las calculadoras Brunsviga

La historia de las calculadoras Brunsviga comienza en 1892, cuando la firma Grimme, Natalis & Co, fabricante de máquinas de coser, empieza a producirlas tras la adquisición de la patente de los aritmómetros Odhner por parte del ingeniero Franz Trinks. Del 1892 hasta el 1957 se fabricaron diferentes modelos de calculadoras Brunsviga, entre los cuales destacan el modelo B (1893-1927), el modelo M (una versión reducida del anterior), la Trinks Arithmotype (1910), primera y única calculadora con el sistema Odhner que imprimía el resultado, y la Trinks-Triplex (1911). La palabra Brunsviga es el nombre latino de la ciudad alemana de Braunschweig, donde se encontraba la fábrica. Durante los años de existencia de la compañía se llegaron a fabricar alrededor de 500.000 ejemplares. En 1959 la fábrica de la Brunsviga fue absorbida por la Olimpia Werke, una empresa de máquinas de escribir; a finales de los años 60 la producción llegó a su fin. El funcionamiento de las calculadoras Trinks-Brunsviga se basa en el mecanismo de molinete. Este mecanismo fue desarrollado por W.T. Odhner a finales del siglo XIX, a partir del aritmómetro que Leibniz inventó en el siglo XVI.

30 Piezas Recomendadas Dentro De La Misma Categoría: