J-455

Pequeño Gramófono de Bolsillo Colibrí. Bélgica, Años 30.

authentication_certify

Precioso Gramófono de Bolsillo Colibrí fabricado en Bélgica durante los Años 30. Aunque consta de reducidas dimensiones, podemos encontrar en este modelo todas las partes necesarias para conseguir una perfecta reproducción de una melodía. Los gramófonos de viaje se caracterizan por ser de reducido tamaño, pero utilizando las mismas piezas y con una mecánica similar a los gramófono convencionales. Sus partes están perfectamente estudiadas para poder alojarlas en la pequeña maleta con asa de color negro que lo acompaña. Cerrado es tan sólo una pequeña maletita, pero cuando se abre, y se ensamblan las distintas partes, se crea un verdadero gramófono con el que poder disfrutar de una increíble melodía. Este modelo presenta una estructura horizontal que recoge un pequeño soporte donde situar el disco, y un brazo desmontable para poder guardarlo. Los discos, los mismos que para un modelo normal, se colocan encima del aparato sobresaliendo de su contorno. Tiene la marca grabada en una de las partes interiores: COLIBRÍ y el número de serie: 5542. Se trata de una pieza genuina, completamente original y en buen estado de funcionamiento. Adjunta un disco y agujas para poder disfrutar de su sonido desde el primer día.Uno de los desafíos de la industria del fonógrafo fue el de crear pequeñas máquinas portátiles que ofrecieran, en un reducido tamaño, una calidad de sonido aceptable. Se crearon para ello modelos sorprendentes, buscando un sistema de piezas que permitiera su plegado y su ensamblaje con una cierta facilidad, intentando que el transporte se realizara en un paquete compacto y lo más pequeño posible. El Colibrí hacía gala de ser el gramófono más pequeño del mundo. Aunque hay que tener en cuenta que había otros modelos de esas reducidas dimensiones durante esos años. Se comenzaron a fabricar entre 1928 y 1939 por la Compagnie du Phonographe Colibrí de Bruselas, aunque con motores suizos. Su diseño está magníficamente resuelto y su apariencia es muy sólida, ya que todas las piezas son metálicas. La bocina se aloja en la propia tapa que, al colocar el brazo en la posición de reproducción, crea la cavidad necesaria mediante unos muelles que sitúan el mecanismo, de forma casi automática. A pesar de que el plato tiene sólo 8 cm de diámetro, el Colibrí es capaz de reproducir discos de 25 cm de igual manera que un gramófono convencional.Magnífica pieza de reducidas dimensiones a la altura de un gran modelo.Medidas: 24,5 x 43 cms (cerrado).

30 Piezas Recomendadas Dentro De La Misma Categoría: