C-072

Hermosa Máquina de Escribir Antigua Hispano-Olivetti M40. España, Años 40

Antigua Máquina de Escribir Hispano-Olivetti M40. Perfecto estado de conservación y funcionamiento.

authentication_certify

Antigua máquina de escribir Hispano-Olivetti M40, fabricada en Barcelona en los años 40 del siglo XX. La máquina está bien conservada y funciona a la perfección. El esmalte que cubre el cuerpo de hierro muestra algunos signos del paso del tiempo y del uso, que no interfieren en absoluto en su rendimiento. Por lo demás, todas las piezas y componentes de la máquina muestran un funcionamiento fluido y suave, convirtiendo su uso en todo un placer para los amantes de las máquinas de escribir antiguas. El nombre Hispano-Olivetti aparece impreso sobre el carro, y se repite de nuevo en el sello que aparece a la izquierda del teclado. El teclado es español e incorpora la letra Ñ, así como la letra de Mayúsculas en castellano. Está formado por teclas redondas, con fondo negro y caracteres en ocre, rodeadas por el característico anillo niquelado. La barra espaciadora es de madera pintada de negro. El diseño de la máquina es sólido y atractivo, con las aberturas laterales y trasera que permiten ver el mecanismo y aligeran el peso de la pieza. A la derecha del teclado podemos ver un sello con el modelo, M40. En la parte trasera de la máquina hay también una inscripción impresa en letras doradas, con la leyenda FABRICADA EN ESPAÑA. Tan bella como funcional, esta antigua máquina de escribir Hispano-Olivetti es todo un clásico de las piezas de oficina de la primera mitad del siglo XX.

Historia de las máquinas Olivetti

Las célebres máquinas de escribir Olivetti nacieron cuando Camillo Olivetti fundó la Ing. C. Olivetti & C.S.p.A. en la localidad italiana de Ivrea, en el año 1908. En un espacio de 500 metros y con una plantilla de veinte trabajadores, la fábrica tenía la capacidad para producir veinte máquinas de escribir a la semana. El primer modelo que lanzaron fue la M1, que fue presentada con todos los honores en la Exposición Universal de Turín que se celebró el año 1911. A partir de ese momento, la empresa experimentó un crecimiento imparable y logró diversificar la oferta, abriendo sucursales en distintas partes del mundo. Con el paso de los años, además de máquinas de escribir Olivetti llegó a producir calculadoras, fotocopiadoras, ordenadores, etc., así como muebles y equipamiento de oficina. En España la firma se instaló en Barcelona en el año 1929, con el nombre de Hispano Olivetti.

3 Piezas Recomendadas Dentro De La Misma Categoría: