J-487

Precioso Porta-relojes en Bronce dorado fabricado en 1900.

Vendido

authentication_certify

Precioso Porta-relojes en Bronce dorado fabricado en 1900. Original y raro porta-relojes en forma rectangular formado por un espejo central con el contorno decorado mediante una bella fantasía vegetal en bronce dorado, que remata en friso triangular con una piña en el vértice superior. En los vértices inferiores destacan dos delicados putti en bronce, situados de espaldas, que sustentan la composición marcando un bello contraste de color con la fantasía vegetal. En la parte superior del espejo se encuentra un pequeño gancho que sirve para colgar los relojes de bolsillo mientras estos no eran usados. La pieza se encuentra en perfecto estado de conservación, tanto la decoración como el espejo, y todas las partes son originales. La invención del mecanismo de muelle en el año 1500 dio origen a los relojes portátiles que se llevaban colgados de un cordón. Estos primeros relojes eran considerados verdaderas piezas de joyería, utilizados en esos primeros años como simple adorno, ya que en la mayoría de los casos no daban bien la hora. En 1670 aparece la manecilla del minutero, así como las divisiones para los minutos en las esferas, y se puede ver la hora con claridad, siendo un aparato mucho más funcional. Finalmente el escape de áncora acabó sustituyendo a los otros escapes de reloj, y fue usado en prácticamente todos los relojes mecánicos. Durante muchos años se llevaron los relojes de bolsillo, pero a finales del siglo XIX, principios del XX se desarrolló una amplia diversidad de decoraciones en los mismos, debido al auge que este tipo de piezas seguían teniendo un gran éxito entre las clases más acomodadas de la sociedad. Todos ellos tienen una arandela en la corona que permite engancharlos a una cadena para poder llevarlos en el bolsillo. Este tipo de objeto tan original dotado con un gancho, era de lo más útil para cuando el reloj no se estaba usando. Los relojes de bolsillo eran piezas de lo más decorativas, tratadas como verdaderas joyas, de ahí a que un magnífico reloj unido a este precioso porta-relojes era en su época, un verdadero objeto de decoración.Original pieza perfecta para añadir a una elaborada colección de relojes.¡Haga de su reloj un verdadero objeto de decoración! Medidas: 18 cm (altura total).

30 Piezas Recomendadas Dentro De La Misma Categoría: