C-308

Antigua Pintura "La Inmaculada Concepción", S. XVIII

Magnífico cuadro al óleo Inmaculada Concepción. Perteneciente a la escuela española. Obra de un seguidor de Murillo.

authentication_certify

Bellísima pintura al óleo antigua, original de época y pintada por un seguidor de Bartolomé Esteban Murillo. El cuadro pertenece a la Escuela Española de pintura, habiendo sido realizado en el siglos XVIII. Representa una imagen de la Inmaculada Concepción, un tema recurrente en la obra del maestro sevillano. En concreto, este cuadro es una reproducción de la Inmaculada Concepción de Murillo, pintada en 1670 y que actualmente se encuentra en el Altar Mayor de la Iglesia Oratorio de San Felipe Neri (Cádiz). Sin embargo, no se trata de una copia exacta: el artista se permitió modificar sutilmente algunos detalles (el rostro de la Virgen, ciertos colores) para crear una obra única y personal.

La pintura está en magníficas condiciones, sin roturas ni restauraciones y con el bastidor y el lienzo originales. Los colores son vibrantes y delicados, destacando la figura de la Inmaculada Concepción por la potencia del azul del manto y el nimbo dorado que ilumina su cabeza. La imagen está rodeada de los clásicos angelotes o putti, habituales en los cuadros de Murillo y que se mueven con gracia alrededor de la Virgen. Los ángeles-niños están pintados con un delicado esfumado (sfumato), emergiendo de las nubes de forma sutil para dar importancia a la figura de la Inmaculada. El lienzo se presenta con su marco, formado por una fina moldura con relieves dorados en el centro y una enmarcación lacada en negro alrededor.

Antiguo, bellísimo y original de época, este lienzo con la Inmaculada Concepción es la pieza perfecta para presidir un salón elegante y con estilo.

Medidas: Lienzo: Ancho: 44 cm. Alto: 61 cm. Marco: Ancho: 63 cm. Alto: 79 cm.

Biografía de Murillo

Bartolomé Esteban Murillo es un importante pintor español, nacido en Sevilla en 1617 y fallecido en 1682. Se le conoce fundamentalmente por sus pinturas de temática religiosa, especialmente por sus representaciones de la Virgen como la Inmaculada Concepción. Perteneciente a la escuela barroca, sus lienzos demuestran la atracción del artista por la pintura italiana y flamenca; sin embargo, Murillo supo adaptar estas corrientes al gusto y la idiosincrasia española. Además de ser un artista primordial que contaba con la protección de la iglesia, también fundó una famosa escuela de arte. A día de hoy, sus cuadros se reparten en colecciones e iglesias situadas en diferentes partes del mundo. Su influencia en los artistas posteriores, especialmente en la escuela sevillana, permaneció vigente hasta el siglo XIX.

2 Piezas Recomendadas Dentro De La Misma Categoría: