Radios Antiguas

Con su estética singular y unos mecanismos de alta calidad, las radios antiguas mantienen su capacidad de fascinación con el paso de las décadas. El descubrimiento de las ondas electromagnéticas (posteriormente llamadas ondas hertzianas) y los posteriores trabajos de científicos como Nikola Tesla o Alexander Popov culminaron con la construcción ...

Con su estética singular y unos mecanismos de alta calidad, las radios antiguas mantienen su capacidad de fascinación con el paso de las décadas. El descubrimiento de las ondas electromagnéticas (posteriormente llamadas ondas hertzianas) y los posteriores trabajos de científicos como Nikola Tesla o Alexander Popov culminaron con la construcción del primer sistema de radio tal y como lo conocemos hoy, obra de Guglielmo Marconi. Frente a otras invenciones que en su tiempo fueron revolucionarias, pero que más tarde cedieron su lugar a nuevos descubrimientos (como los fonógrafos o los gramófonos), hoy día la radio sigue ocupando un lugar importantísimo en las vidas de millones de personas. El encanto de la palabra hablada ha logrado mantenerse firme, frente a la omnipresente imagen: la famosa canción de los años 80, “El vídeo mató a la estrella de la radio”, nunca llegó a hacerse realidad.


Historia de las radios antiguas


Previa a la invención de la radio como tal, la primera mención conocida a las ondas electromagnéticas la hizo James Clerk Maxwell en su estudio Una teoría dinámica del campo electromagnético, publicado en 1865. En 1888 Heinrich Rudolf Hertz consiguió crear dichas ondas de forma artificial, demostrando así la teoría de Maxwell. En su honor, a partir de entonces las ondas electromagnéticas se conocen como ondas hertzianas. En 1894 Guglielmo Marconi construye el primer sistema de telegrafía sin cables, que podía emitir y recibir ondas hertzianas por el aire. El inventor italiano fundó su propia empresa de equipos de comunicación por radio, punto de partida para la enorme difusión que alcanzaría el invento en las décadas posteriores. La paternidad del invento se atribuye hoy día a Marconi, si bien en su día se determinó judicialmente que las patentes previas de Oliver Lodge y John Stone Stone anticiparon el desarrollo del invento del italiano. La primera emisora de radio en funcionar de manera regular, la 8K de Detroit, comenzó su trayectoria en noviembre de 1920. Hoy día sigue en activo con el nombre de WWJ.


Tipos de radios antiguas


Podemos clasificar las radios antiguas en dos grandes grupos, según su mecanismo: radios de válvulas y radios de transistores. En realidad, las primeras de las que se tiene constancia (fabricadas a finales del siglo XIX) fueron las radios a galena; los primeros modelos empezaron a funcionar en 1920. Las radios de válvulas fueron el paso siguiente en la evolución de estos aparatos. El mecanismo funcionaba mediante válvulas tríodo, siendo el de tipo súperheterodino el más eficaz. Casi al mismo tiempo, en el año 1925 Julius E. Lilienfeld inventó el que se considera el primer transistor. En aquel momento no se encontró una aplicación práctica para la invención; durante varias décadas las investigaciones continuaron en Alemania y Estados Unidos, hasta que en 1946 tres científicos de los Laboratorios Bell patentaron el primer transistor. Las radios a transistores empezaron a comercializarse en 1954 y sustituyeron definitivamente a las de válvulas. Durante los años 60 y 70 se fabricaron por cientos de millones: su pequeño tamaño y precio asequible convirtió a la radio en un aparato de uso universal.


Marcas emblemáticas de radios antiguas


Muchas radios antiguas de calidad han sobrevivido hasta nuestros días: no solo en buen estado, sino también en funcionamiento. Las mejores marcas, muchas de las cuales todavía existen hoy como grandes multinacionales de la industria audiovisual, fabricaron aparatos con maravillosos diseños que siguen sintonizando emisoras en sus nostálgicos diales. Los modelos más atractivos eran fabricados por marcas como Philips, cuyas radios antiguas de las dos primeras décadas del siglo XX son auténticos iconos. La firma Philco también destacó en la fabricación de radios y televisores a partir de los años 30; sus radio-fonógrafos, producidos junto con RCA, son modelos muy buscados. Otras marcas muy populares en su tiempo fueron Loewe (cuya radio Venus es todo un clásico), Grundig, Saba o Telefunken.


El universo de las radios antiguas ofrece mil oportunidades de descubrimiento a los amantes de las piezas de época. Sus magníficos diseños e ingeniosos mecanismos, junto con el inigualable sonido de los aparatos de principios de siglo, las hacen merecedoras de toda nuestra admiración.

Más

Radios Antiguas 

Hay 2 productos.
Mostrando 1 - 2 de 2 items
Mostrando 1 - 2 de 2 items

Catálogo

Nuestras recomendaciones

Novedades

Promociones especiales

Información