Relojes de Bolsillo Antiguos

Los relojes de bolsillo antiguos conforman un universo apasionante que incluye auténticas joyas realizadas con materiales preciosos, pero también sencillos modelos llenos de encanto y autenticidad. En los tiempos en los que los modelos de pulsera eran aún desconocidos, los relojes de bolsillo eran un complemento indispensable para medir el tiemp...

Los relojes de bolsillo antiguos conforman un universo apasionante que incluye auténticas joyas realizadas con materiales preciosos, pero también sencillos modelos llenos de encanto y autenticidad. En los tiempos en los que los modelos de pulsera eran aún desconocidos, los relojes de bolsillo eran un complemento indispensable para medir el tiempo. También constituían accesorios elegantes que dejaban entrever la clase social y el estilo de quien los llevaba. Hoy día, la fascinación que despiertan los relojes de bolsillo antiguos sigue manteniéndose viva: subgéneros literarios y estéticos como el steampunk (https://es.wikipedia.org/wiki/Steampunk), que basa su imaginería en los relojes, engranajes y artilugios mecánicos de la Inglaterra victoriana y la Francia de Julio Verne, han revivido el interés por estos maravillosos artículos. Por otra parte, para cualquier coleccionista de relojes los modelos de bolsillo despiertan un interés muy especial, siendo muy cotizados entre los expertos.


Breve historia de los relojes de bolsillo antiguos


Los orígenes del reloj de bolsillo se pueden rastrear en el siglo XV. Entonces eran conocidos como “relojes portátiles” y su construcción fue posible tras la invención del mecanismo de resorte (muelle en espiral). En principio tenían forma cilíndrica u ovoidea, como los famosos “huevos de Núremberg”: relojes esféricos ligeramente alargados, diseñados por el relojero Peter Heinlen en el siglo XVI en la ciudad que les da nombre. Durante los siglos XVI y XVII se fabricaron relojes de bolsillo de formas curiosas y caprichosas: animales, calaveras, cruces… Sin embargo, sus mecanismos no eran muy precisos. Además, eran artículos de lujo destinados tan solo a las clases adineradas.


En el siglo XVIII la fabricación se fue abaratando y los relojes de bolsillo se volvieron más asequibles. Como indica Adam Smith en su libro La riqueza de las naciones, en esta época “un reloj de bolsillo que […] podía adquirirse por veinte libras, ahora puede adquirirse por veinte chelines”. Ya en el siglo XIX, la figura del norteamericano Aaron L. Dennison se revela como fundamental, al lograr la producción en masa de este tipo de artículos a través de la empresa que fundó en 1850 junto con Edward Howard. Esta empresa sería conocida más tarde como la Waltham Watch Co., firma pionera y una de las líderes del sector. A partir de la I Guerra Mundial, los relojes de pulsera empiezan a sustituir a los de bolsillo; sin embargo, a día de hoy estos moddelos se siguen fabricando por la enorme atracción que despiertan.


Tipos de relojes de bolsillo antiguos


Entre los muchos relojes de bolsillo antiguos que han sobrevivido a nuestros días encontramos modelos con caja de oro, plata, platino, plata nielada, metal plateado o dorado… También hay diseños sencillos con tapas lisas y relojes con elaboradas decoraciones, grabadas o incrustadas. La caja del reloj puede llevar dos, tres e incluso cuatro tapas; algunos modelos incluyen una tapa guardapolvo que protege el mecanismo, oculta tras la tapa trasera. Los relojes de bolsillo antiguos de plata y oro suelen llevar contrastes y marcas que aportan información sobre el país de fabricación, el orfebre o platero, el gramaje de la plata o los quilates del oro. Las piezas doradas o plateadas solían marcarse con la palabra METAL.


Relojes de bolsillo de alta complicación.
A diferencia de los relojes con mecanismo simple, los relojes de alta complicación incluyen calendarios, indicadores de fases lunares, cronómetros y otros dispositivos junto con la clásica esfera y el segundero. Son modelos de gran calidad, muy apreciados entre los expertos.


Relojes de bolsillo antiguos saboneta
. El nombre deriva de una palabra francesa que significa “jaboncillo”. Son los relojes de bolsillo clásicos con tapa delantera, que protege y cubre la tapa de cristal de la esfera. Para mirar la hora hay que presionar un botón que abre la tapa.


Relojes de bolsillo antiguos lepine.
A diferencia de los relojes saboneta, los lepine no llevan tapa delantera. La esfera está protegida únicamente por el panel de vidrio. Su nombre se debe al relojero francés Jean-Antoine Lepine, que en el siglo XVIII creó un mecanismo especial que permitió fabricar relojes de bolsillo mucho más planos. 


Relojes de bolsillo antiguos “de minero”.
En estos relojes la esfera aparece dividida en 24 horas, lo que permite saber qué hora es y si es de día o de noche. Llamados también “relojes de 24 horas”, el nombre de minero viene dado por el trabajo que estos realizan en la oscuridad, donde es imposible saber si es de día o de noche.


Los relojes de bolsillo antiguos despliegan cientos de posibilidades para el coleccionista de piezas especiales. Empezar una colección es adentrarse en una aventura apasionante, donde la belleza va de la mano de la precisión y la ingeniería mecánica.

Más

Relojes de Bolsillo Antiguos 

Hay 13 productos.
Mostrando 1 - 13 de 13 items
Mostrando 1 - 13 de 13 items

Catálogo

Nuestras recomendaciones

Novedades

Promociones especiales

Información