C-235

Reloj de Pared Antiguo con Barómetro-Termómetro. Inglaterra, 1910

Elegante reloj de pared antiguo con barómetro-termómetro. Fabricado en Inglaterra. Funciona perfectamente. Cuerda de larga duración.

350,00 €impuestos inc.

authentication_certify

Precioso reloj de pared antiguo con caja de madera de roble y dos esferas, una de ellas con barómetro-termómetro. El reloj procede de Inglaterra y está fechado en 1910, contando por lo tanto con más de un siglo de antigüedad. La esfera superior es la del reloj propiamente dicho: se encuentra en magnífico estado de funcionamiento y da la hora perfectamente. Además, la cuerda dura más de dos semanas. La esfera inferior, más grande, aloja un sistema de barómetro y termómetro. El barómetro no está en funcionamiento, pero el termómetro sí se encuentra operativo y marca perfectamente la temperatura. La esfera del reloj, muy bien conservada, lleva agujas modelo lochform clásico (con un orificio circular cerca de la punta) y números romanos negros. En la parte trasera del reloj podemos ver el número de serie 1175 grabado en el metal. El barómetro lleva indicaciones en inglés y está firmado GUILFORD SALISBURY. Alrededor del barómetro podemos ver cuatro adornos decorativos en metal troquelado y esmaltado en negro, fijados a la caja con remaches de latón. La caja es de madera de roble maciza y está trabajada a mano; su silueta es de tipo cottage con finos adornos tallados. El barniz se ha restaurado para que el reloj se muestre en todo su esplendor.

Con un diseño sencillo y lleno de encanto, este antiguo reloj de pared con barómetro-termómetro es ideal para decorar la pared más atractiva de un gran salón o una entrada con clase.

Medidas: Total: Ancho: 29 cm. Alto: 77 cm. Esfera del Reloj: Alto: 10 cm. Esfera del Barómetro: Alto: 16 cm.

2 Piezas Recomendadas Dentro De La Misma Categoría: