B-724

Precioso Reloj de Pared de Bronce. Sonería de horas y medias. Japy Freres. Francia, Siglo XIX

authentication_certify

Bellísimo reloj de pared con caja de bronce y maquinaria Japy Freres, muy bien conservado y en perfecto estado de funcionamiento. El reloj destaca por su potencial decorativo. La caja de bronce muestra una decoración abigarrada pero al mismo tiempo elegante, plena de motivos de estilo clásico y naturalista. El reloj fue fabricado en Francia en el siglo XIX, por lo que además de un objeto decorativo es también una fantástica antigüedad. Lleva maquinaria París 8 días, que se ha revisado y puesto a punto y actualmente funciona de maravilla. El reloj da las horas y las medias. La caja de bronce tiene forma de escudo, y está formada por multitud de detalles grabados y moldeados. La parte inferior está rematada por un ramillete sobre el cual aparece un medallón. Encima de este, una celosía de rombos aligera el conjunto. La esfera, blanca y con números romanos negros, lleva agujas de filigrana dorada. A ambos lados del reloj penden sendas guirnaldas de hojas y frutos, realizadas con un realismo notable. Coronando todo el conjunto se alza un aristocrático jarrón clásico, estilizado y elegante. Por su parte, en la maquinaria podemos ver grabado el nombre del fabricante, Japy Freres, y la leyenda MED D. HONNEUR con una imagen de la correspondiente medalla. También aparece el número de serie 18705 claramente grabado en el metal. Este hermoso reloj de pared es toda una pieza de coleccionista por varias razones: su intrínseca belleza, su antigüedad y su calidad.

Medidas: Ancho: 31 cm. Alto: 65 cm.

Historia de Japy Freres

Frédéric Japy (1749-1812) fue un pionero en el campo de la industrialización y la fabricación moderna, no solo de su propio campo (relojería) sino en general. En principio, los relojes de su empresa se realizaban de forma individual y a mano, pero entre 1770 y 1812 Japy creó líneas de producción concentradas en un solo lugar, su fábrica de Beaucourt (su ciudad natal). En muy poco tiempo la producción se duplicó. En 1806, tres de sus hijos (Pierre, Fritz y Louis) entraron en el negocio y fundaron la marca Japy Freres. Los años dorados de la dinastía Japy se extendieron ente los años 30 y 50 del siglo XX, durante los cuales fabricaron relojes que el hombre normal pudiera comprar. La empresa también creó máquinas específicas para este trabajo, y adaptó las ya existentes. Con el aumento de la velocidad de producción, Japy Freres consiguió numerosos contratos para fabricar relojes para distintos ejércitos.

30 Piezas Recomendadas Dentro De La Misma Categoría: