Relojes de Pulsera Antiguos

En el campo de la relojería, los relojes de pulsera antiguos combinan la funcionalidad típica de los mecanismos relojeros con la estética de las joyas. Con diseños sobrios o sutilmente barrocos; fabricados en materiales de lujo o en metales sencillos; con esfera para dar la hora o con todo tipo de complicaciones (fases lunares, cronómetros…), co...

En el campo de la relojería, los relojes de pulsera antiguos combinan la funcionalidad típica de los mecanismos relojeros con la estética de las joyas. Con diseños sobrios o sutilmente barrocos; fabricados en materiales de lujo o en metales sencillos; con esfera para dar la hora o con todo tipo de complicaciones (fases lunares, cronómetros…), constituyen magníficos complementos destinados a brillar en las muñecas de hombres y mujeres. Los relojes de  pulsera son un invento relativamente reciente, que en su día llegó a desbancar a los omnipresentes relojes de bolsillo. Hoy día siguen evolucionando y hay incluso relojes espaciales que funcionan a gravedad 0 o modelos para buceadores que operan a más de 100 metros de profundidad.


Breve historia de los relojes de pulsera


Los primeros relojes portátiles  datan del siglo XV y eran modelos unidos a cadenillas, destinados a llevar en el bolsillo enganchados a la ropa. Tenían formas cilíndricas u ovoides y solo estaban al alcance de las clases más adineradas. El primer reloj de pulsera del que se tiene noticia lo construyó el famoso relojero francés Abraham Louis Breguet en el año 1812 como regalo para Caroline, Reina de Nápoles y hermana de Napoleón Bonaparte. Sin embargo, no fue hasta principios del siglo XX cuando los relojes de pulsera empezaron a popularizarse. Durante la I Guerra Mundial los pilotos de aviación necesitaban contar con un reloj práctico, pequeño y que se pudiera llevar encima para realizar comprobaciones rápidas. El famoso aviador Alberto Santos-Dumont pidió a su amigo Louis Cartier que le construyese un reloj de estas características para llevar en la muñeca. Así nació el famoso reloj Cartier-Santos, uno de los primeros modelos de reloj de pulsera para caballero que aparecieron en el mercado.


A partir de esta contienda, los relojes de pulsera desbancaron definitivamente a los de bolsillo y empezaron a fabricarse en todo tipo de diseños, materiales y precios. El primer modelo automático que combinaba el mecanismo de cuerda con un péndulo de inercia apareció en 1923, inventado por John Harwood. Posteriormente, la firma Rolex diseñó un reloj automático con rotor de cuerda unilateral que más tarde sería imitado en todos los relojes automáticos, incluyendo los actuales. En 1967 se presenta en Suiza el primer reloj electrónico con motor de cuarzo, pionero de todos los modelos que vendrían después y que a día de hoy copan el mercado de estos artículos.


Relojes de pulsera antiguos: marcas de referencia


Los relojes de pulsera antiguos eran fabricados por todo tipo de empresas, desde las más humildes hasta las grandes firmas. Actualmente, los relojes de pulsera de lujo más valorados están firmados por marcas como Rolex, Patek Philippe, Vacheron Constantin, Tag Heuer, Audemars Piguet, Chopard, Piaget…. Por otra parte, algunas de las firmas suizas más importantes y que más evolución aportaron a los relojes de pulsera (como  Omega o Longines, entre otras) siguen lanzando nuevos modelos y planteándose nuevos retos en pleno siglo XXI.


Tipos de relojes de pulsera antiguos


Los relojes de pulsera antiguos se pueden clasificar según estilos, marcas, materiales, diseños... Pero tal vez la clasificación más certera y práctica sea según su funcionamiento. Dependiendo del tipo de mecanismo, podemos agruparlos en dos tipos:


Relojes de pulsera manuales
. Son los diseños pioneros, muy populares hasta los años 50 del siglo XX. Llevan una corona lateral que permite dar cuerda al motor. Girándola se tensa un muelle interno que hace funcionar a los engranajes, permitiendo el movimiento de las manecillas reguladas por un mecanismo de escape.


Relojes de pulsera automáticos
. El mecanismo automático se inventó a principios de los años 20 del siglo XX, pero no se popularizó hasta décadas después. Además del sistema de cuerda manual, incorporan un mecanismo autónomo con un péndulo que se pone en marcha con el movimiento del brazo. Así, el funcionamiento del reloj dura mucho más tiempo (siempre que se esté utilizando). Cuando el reloj no está en uso, para ponerlo en marcha hay que darle cuerda de forma manual.


Coleccionar relojes de pulsera antiguos o de lujo es algo que llena de satisfacción a sus propietarios. Desde los magníficos diseños de las grandes marcas hasta los modelos antiguos, funcionales y prácticos, estos objetos constituyen un hito en la historia del diseño industrial.

 

Más

Relojes de Pulsera Antiguos 

Hay 1 producto.
Mostrando 1 - 1 de 1 item
Mostrando 1 - 1 de 1 item

Catálogo

Disponibilidad

Nuestras recomendaciones

Novedades

Promociones especiales

Información