J-496

Decorativo Reloj de Sobremesa en Bronce Dorado. Segunda mitad s. XIX.

Vendido

authentication_certify

Decorativo Reloj de Sobremesa en Bronce Dorado. Segunda mitad s. XIX. Destaca el magnífico reloj asentado sobre un amplio basamento de decorativas formas a base de roleos y volutas de gran majestuosidad cinceladas marcadas por un decorativo perlado de bella factura. La esfera se sitúa sobre una original decoración de pergamino, donde encontramos una sinuosa serpiente lateral y un bello querubín sentado encima de ella, que simboliza a Cupido. Se presenta una graciosa escena donde Cupido nota la presencia de la serpiente y aparece mirándola y con el arco levantado. El arco de Cupido ha sido restaurado, la pieza se encuentra en bastante buen estado estético y es realmente bella. La sencilla esfera blanca con numeración romana lacada en negro y agujas tipo pica, aparece orlada por una bella decoración perlada que armoniza con el resto de la pieza. La esfera está en buen estado. La parte trasera aparece abierta y deja al descubierto la maquinaria. Maquinaria París de 8 días con sonería de horas y medias. Aparece grabada con las letras P. R y el número de serie: 2840. El reloj se encuentra en perfecto estado, tanto de estética como de funcionamiento, completamente revisado y listo para usar desde el primer día El reloj de sobremesa viene del reloj de ménsula o bracket, aunque este término sea un poco confuso, ya que este tipo de relojes no descansan verdaderamente sobre ménsulas, sino que probablemente estaban pensados para ser colocados sobre una mesa, aparador o chimenea, ya que era en aquellos años el lugar de la casa donde se solía concentrar la familia. El bracket de primeros años tenía la característica de que era portátil, lo que condicionaba en gran medida su mecanismo, y no sería hasta 1800 cuando el escape de paleta quedó definitivamente sustituido por el de áncora en los relojes de ménsula. Podemos encontrar relojes de sobremesa de lo más variado, con materiales de lo más dispares, como en este caso completamente de bronce dorado. Cupido es uno de los símbolos de San Valentín, se le conoce como un niño alado armado con arco y flechas que son disparadas a dioses y humanos, provocando que se enamoren profundamente. En la antigua Grecia Cupido era conocido como Eros, el hijo joven de Afrodita la diosa del amor, la belleza y la fertilidad. Para los romanos Cupido es el dios del amor, hijo de Venus y de Marte, dios de la guerra. Según el mito en la Tierra de los mortales vivía una princesa llamada Psique (Alma), que a pesar de ser tan bella no lograba encontrar marido, pues los hombres que la idolatraban no se sentían dignos de ella. Su padre intentó hallar a través del oráculo de Delfos un buen marido para Psique, pero éste predijo que ella encontraría el amor en un precipicio. El marido que le sería destinado, una serpiente alada, terrible y poderosa, llegaría hasta ella y la haría su esposa. Venus celosa por la gran belleza de Psique le pidió a Cupido que la hiciera enamorarse locamente del hombre más feo, vil y despreciable del mundo. Enterada de que se encontraba en el borde del abismo, envió a su hijo a dispararle sus flechas pero éste, al verla, se enamoró profundamente de ella y creció hasta convertirse en un apuesto joven. Contra los deseos de Venus, Cupido llevó a Psique por arte de magia a un castillo aislado y se casó con ella, imponiendo la condición de que como simple mortal, tenía prohibido mirarlo. Eran una pareja feliz, pero las dos hermanas de la joven provocaron la curiosidad que motivó que descubriera la identidad del esposo; era Cupido en lugar de la horrible serpiente. El Amor, desconfiado, la abandonó por no haber confiado en él. ¡Magnífico y decorativo reloj con historia de amor incluida! Medidas: 42 x 30 x 12 cm

30 Piezas Recomendadas Dentro De La Misma Categoría: