J-840

Magnífico Reloj de Carruaje de Bronce Labrado. Mediados S. XX. Bien Conservado y Funcionando

Vendido

authentication_certify

Precioso reloj de carruaje fabricado íntegramente en bronce dorado labrado a mano. Este precioso reloj está en magnífico estado de conservación, tan pulido y brillante como el primer día. Data de mediados del siglo XX y su maquinaria funciona a la perfección. Los relojes de carruajes son relojes de cuerda de pequeño tamaño y sin péndulo, que se empezaron a fabricar en Francia a principios del siglo XIX. En realidad son relojes de viaje, concebidos para poder ser transportados. En Francia también eran conocidos como Relojes de oficial porque era utilizado por los oficiales del ejército francés. El primer reloj de carruaje fue inventado y desarrollado por Abraham-Louis Breguet para el emperador Napoleón Bonaparte, en el año 1812. Los relojes de carruaje también se distinguen de los de mesa en que llevan un asa en la parte superior. Al carecer de péndulo, estos relojes necesitan algún sistema para crear el movimiento de repetición que les da vida, y para ello llevan lo que se conoce como escape. El escape transforma el movimiento de rotación, producido por un peso o un muelle, en un movimiento preciso de rotación u oscilación que será el que gobierne el resto del reloj. Podemos ver este mecanismo a través de la ventana con cristal situada en la parte superior de este reloj. Aparte del mecanismo, también es muy atractiva la decoración que lleva el reloj, que está completamente adornado con motivos muy barrocos: volutas, diseños florales y cariátides. El bronce dorado en el que está fabricada la caja aporta su intenso brillo al atractivo intrínseco de esta pieza. La parte frontal y la posterior del reloj están grabadas con motivos florales sencillos, mientras que cada esquina está adornada con bellas y estilizadas cariátides. Los laterales muestran motivos de tipo pompeyano, y en la parte superior e inferior vemos grabadas cenefas decorativas de tipo renacentista. La esfera es de color blanco con finos números romanos en color negro y agujas muy sencillas con punta de trébol; está en perfecto estado, sin pelos ni fallos. La maquinaria funciona a la perfección, siendo el broche final para este fantástico reloj. Medidas: 70 mm ancho x 115 mm alto.

30 Piezas Recomendadas Dentro De La Misma Categoría: