D-570

Auténtica Máscara de Tortura de la Inquisición. Espectacular y 100% Original. Roma, 1810

Impresionante máscara de tortura de la Inquisición, 100% original. Pieza única y rarísima. Fabricación artesanal.

4 500,00 €

authentication_certify

Auténtica Máscara de Tortura de la Inquisición. Roma, 1810
Fotos en 360º. Pulse sobre la imagen para ampliar

Auténtica Máscara de Tortura de la Inquisición. Espectacular y 100% Original. Roma, 1810

Auténtica máscara de tortura de la Inquisición, espectacular y 100% original, fabricada en Roma en el año 1810. Esta impresionante pieza es un raro testimonio de tiempos pasados e impresionantemente terrorífica.

Esta es una máscara que presumiblemente fue utilizada por esa terrible institución que fue la Inquisición Católica. Se trata de una pieza cuya función nada tiene que ver con los valores esenciales y cimientos de la Iglesia Católica, basados en el Amor, Caridad y Perdón. La Iglesia Católica son principalmente Luces, y también hay Sombras en su Historia. Esta máscara de tortura es parte de las sombras de la Historia.

Debemos recordar que en el pasado existieron personas que utilizaron la tortura, el dolor y la muerte en nombre de Dios. Y recordar para no volver a consentir que vuelva a existir una instituición religiosa que torture a un ser humano en nombre de ningún Dios, sea cual sea el nombre con el que se dirijan a El. No importa qué nombre se Le ponga.

Dios es Amor. Y todo lo que no sea Amor, no es Dios. Esta pìeza, es un recuerdo de esas sombras de la Historia, Testigo y Protagonista de esas Sombras de la Historia, muy alejadas de las Luces, que son muchas más.

La máscara está perfectamente conservada y todas las partes móviles se manejan con facilidad. Su tamaño corresponde con el de una cabeza humana, a la que se acopla abriendo los tornillos de la parte inferior.

La máscara está fabricada con sólidas tiras de hierro fundido, modeladas con yunque y martillo y unidas entre sí mediante remaches. Hay una tira perimetral a la que se le unen dos bandas horizontales frontales, que se situarían sobre la cara. Por detrás, una pieza vertical cierra el conjunto. Las dos bandas frontales llevan tornillos móviles con piezas destinadas a presionar distintos puntos, como los ojos o la boca. La estructura lleva tornillos similares para ejercer presión en las sienes y la nuca, lo que nos da la medida del terrible efecto que generaba la pieza en las personas sobre las que se utilizaba.

En una de las bandas de hierro podemos ver una inscripción en letras mayúsculas, grabada a mano de forma tosca y rudimentaria. La inscripción dice: ME FECIT 1810 (Me hicieron en 1810), ROMAE (en Roma) lo que significa que la máscara fue utilizada durante las últimas décadas de existencia de la Inquisición, que desapareció en 1834. En el frontal, tambén bragado a mano se grabó el acrónimo IHS, Iesus Hominum Salvator, Jesús Salvador de los Hombres. Estos detalles hacen de ella una pieza terrorífica y única, que sin duda atraerá las miradas de cualquiera.

Esta auténtica máscara de tortura de la Inquisición, espectacular y 100% original, está destinada a formar parte de un museo de la Historia o de la mejor colección de antigüedades raras y especiales.

10 Piezas Recomendadas Dentro De La Misma Categoría: