Teléfonos Antiguos

Los teléfonos antiguos son piezas de alto valor estético e histórico para los coleccionistas de antigüedades relacionadas con la tecnología de las comunicaciones. Desde que a finales del siglo XIX la invención del teléfono revolucionara la comunicación entre las personas, los modelos han evolucionado a la velocidad de la luz. De los primeros dis...

Los teléfonos antiguos son piezas de alto valor estético e histórico para los coleccionistas de antigüedades relacionadas con la tecnología de las comunicaciones. Desde que a finales del siglo XIX la invención del teléfono revolucionara la comunicación entre las personas, los modelos han evolucionado a la velocidad de la luz. De los primeros diseños, aparatosos y complicados de manejar, hasta los actuales teléfonos móviles, la evolución de este invento ha sido realmente espectacular.


Teléfonos antiguos: los primeros modelos


El primer teléfono conocido se debe al ingenio de un inventor italiano, Antonio Meucci. Aunque durante décadas la invención del teléfono fue atribuida al norteamericano Alexander Graham Bell, con el tiempo se demostró que, en realidad, lo que hizo Bell fue patentar la invención antes que Meucci. Para solventar este error, en el año 2002 el Congreso de los EEUU de Norteamérica aprobó la resolución 269, que devolvía la paternidad del aparato a Meucci (quien le dio el curioso nombre de teletrófono).


Fue en 1854 cuando Antonio Meucci construyó el primer teléfono conocido con la intención de comunicar el piso superior de su vivienda, donde se encontraba su oficina, con el inferior, donde solía estar su mujer. Al carecer de suficientes recursos económicos, Meucci no pudo registrar la patente y terminó siendo adquirida por Alexander Graham Bell. Desafortunadamente, el inventor italiano falleció sin verse reconocido como auténtico “padre” de este aparato: un invento que revolucionó la forma de comunicarse entre las personas, sin el cual no podríamos entender la evolución de nuestra sociedad.


Tipos de teléfonos antiguos


Los teléfonos antiguos se pueden clasificar en distintos tipos, dependiendo sobre todo de su diseño. En realidad, la tecnología que los hace funcionar es básicamente la misma; por esta razón, a la hora de establecer una tipología es necesario hacerlo según sus características estéticas.


    •          Teléfonos antiguos de candelabro. Su nombre viene del inglés “candlestick”, que en realidad significa “candelero” y no “candelabro”. El diseño vertical y estilizado de estos aparatos les hizo merecedores de este sobrenombre. En España también se conocen como “teléfonos de vela” e incluso como “candilófonos”. Este diseño es uno de los  más antiguos de la historia, y vivió sus años dorados entre 1890 y 1940.

    •          Teléfonos antiguos de pared. Se calcula que los primeros modelos aparecieron alrededor del año 1900. El diseño estaba pensado sobre todo para teléfonos públicos, que se instalaban en comercios o tabernas. Su mecanismo funcionaba con monedas. Hoy día, entre los teléfonos antiguos que podemos encontrar existen fantásticos modelos de pared, como el lanzado por la empresa Ericsson en 1912. Con caja de madera maciza y doble campana, se trata de uno de los teléfonos antiguos más bellos y buscados, del cual se han hecho miles de imitaciones.   

    •          Teléfonos antiguos de sobremesa. Los teléfonos de sobremesa llegaron después de los modelos de pared. Para lograr diseños menos aparatosos, tuvieron que pasar algunos años durante las cuales el mecanismo se hizo más compacto y fiable. El modelo Standard 20 N, comercializado durante los años 20 en España, es uno de los diseños clásicos más célebres: existía una versión de sobremesa y otra de pared. Pero sin duda, dentro de los teléfonos antiguos uno de los más conocidos es el famoso modelo Heraldo. Fabricado por Citesa, fue lanzado en 1963; su popularidad fue tan grande,que prácticamente todas las casas de España tuvieron un Heraldo a lo largo de los siguientes 20 años. Estos teléfonos también tenían su versión de pared.

    •          Teléfonos antiguos tipo góndola. Al igual que los teléfonos Heraldo, los teléfonos góndola no son realmente teléfonos antiguos, sino modelos vintage. Su origen se remonta al modelo Trendline (más tarde conocido como Trimline), un diseño lanzado en Norteamérica en 1964. Pocos años después, un alto cargo de la CTNE (que más tarde se conocería como Telefónica) viajó a EEUU y descubrió estos teléfonos. Fascinado por su diseño y su funcionalidad, encargó a Citesa su producción en serie. Los teléfonos góndola se extendieron rápidamente por toda Europa, pero su introducción en el mercado fue obra de la iniciativa española. Su diseño compacto, el hecho de que el disco marcador se integrara dentro del auricular y su atractiva estética, muy en línea con el diseño industrial de la época, los convirtió en todo un éxito de ventas.

A día de hoy, los teléfonos antiguos siguen contando con miles de admiradores que los buscan por tiendas, mercados y páginas web. En muchas ocasiones sus mecanismos pueden ser adaptados a las líneas telefónicas de las viviendas actuales, convirtiéndose no solo en fantásticas antigüedades, sino en aparatos cien por cien funcionales. Su auge supone un auténtico homenaje a uno de los inventos más revolucionarios e importantes de la tecnología de todos los tiempos.

Más

Teléfonos Antiguos 

No hay productos en esta categoría