Otras Antigüedades Mecánicas

Las antigüedades mecánicas son muy buscadas y valoradas por su preciosa estética y sus ingeniosos mecanismos. Además de las piezas clásicas entre las que se encuentran las máquinas de escribir, las calculadoras o los relojes, existen otros aparatos antiguos de funcionamiento mecánico que destacan en las mejores colecciones o como parte de la dec...

Las antigüedades mecánicas son muy buscadas y valoradas por su preciosa estética y sus ingeniosos mecanismos. Además de las piezas clásicas entre las que se encuentran las máquinas de escribir, las calculadoras o los relojes, existen otros aparatos antiguos de funcionamiento mecánico que destacan en las mejores colecciones o como parte de la decoración. Las máquinas de las cocinas de toda la vida son un buen ejemplo: en los tiempos en los que no había electricidad, muchas tareas (como lavar la ropa o moler y picar alimentos) tenían que hacerse a mano. Para aligerar el trabajo se inventaron ingeniosos artilugios que las hacían más rápidas y sencillas.


Y qué decir de las maravillosas máquinas de coser antiguas… Su mecanismo permitía coser prendas de forma resistente y con puntadas muy regulares, hasta el punto que en la actualidad son muchos los expertos que piensan que estas máquinas cosen mejor que los modernos modelos electrónicos. A estas antigüedades mecánicas se les unen otros curiosos aparatos como las máquinas de liar cigarrillos, las lavadoras mecánicas o las picadoras y embutidoras. Todas ellas son fantásticas piezas de época dignas de admiración, tanto por el ingenio demostrado por sus inventores como por su maravillosa estética antigua.


Máquinas de coser
. Son las antigüedades mecánicas más populares, junto con las máquinas de escribir y las calculadoras. Muchas personas recuerdan haber visto a sus madres, abuelas o tías cosiendo con una máquina Singer, Alfa o Sigma, mientras accionaban un pedal que hacía girar la rueda a toda velocidad. De hecho, hay quien continúa utilizándolas por la calidad de sus costuras. Las primeras que aparecieron en el mercado fueron las alemanas Singer (alrededor de 1912), que destacaban por su buen funcionamiento y su belleza. En España, la marca Sigma fue todo un éxito de ventas al no tener nada que envidiar a sus competidoras extranjeras en cuanto a belleza o calidad de trabajo.


Máquinas de liar cigarrillos
. Estas máquinas antiguas de funcionamiento mecánico supusieron un auténtico “hit” tras su aparición en 1920. Su ingenioso mecanismo permitía liar cigarrillos de manera rápida, limpia y sencilla. En España la más popular fue sin duda el modelo Victoria, lanzado al mercado en los años 20 por la empresa de los hermanos Victorero. <contaba con un depósito de agua para mojar el lado adhesivo del papel, una tolva para el tabaco, una manivela y una cinta transportadora. Hoy día, las máquinas de liar cigarrillos antiguas son piezas muy apreciadas, sobre todo si están completas y en funcionamiento.


Molinillos de café
. Durante décadas, en las cocinas españolas sólo hubo un método para moler granos de café: hacerlo en los clásicos molinillos manuales, consistentes en una caja de madera con mecanismo a manivela. El café en grano se colocaba en el depósito metálico superior; al accionar la manivela, las cuchillas molían los granos y el café en polvo se depositaba en el cajón inferior. En los años 60, los molinillos eléctricos desbancaron a estos nostálgicos aparatos. Actualmente son piezas con encanto y carácter, perfectas para decorar cocinas de estilo rústico.


Máquinas de cortar pan
. Estas máquinas son piezas bastante raras. Muchas de las que se conservan hoy son de procedencia italiana y consisten en un soporte para la barra de pan (formado por dos tablas unidas en ángulo recto y colocadas en V) y una cuchilla con manivela. Su funcionamiento es sencillo: basta con girar la manivela y empujar la barra de pan para cortar las rodajas.


Picadoras y embutidoras
. Son también máquinas clásicas de las cocinas antiguas, especialmente las picadoras. Se trata de molinillos de hierro fundido que se fijaban a las mesas mediante una mordaza. Su función era picar carne, sobre todo para la fabricación de embutidos. Por su parte, las embutidoras cuentan con una tolva para colocar la carne picada y un mecanismo cilíndrico que sirve para presionarla dentro de la tripa, y confeccionar así el embutido. 


Lavadoras antiguas
. Las máquinas para lavar fueron otro ingenio diseñado para hacer más llevaderas las tareas domésticas. Los modelos más conocidos constan de un tambor con forma de barril y unas aspas en su interior, que se hacían girar con una gran rueda y mecanismo de polea. La ropa se metía en el tambor junto con el agua y el jabón. Algunas lavadoras incluían un sistema de secado formado por dos cilindros paralelos con una manivela, similar al de las máquinas de hacer pasta. Las primeras lavadoras eléctricas aparecieron en Europa en 1915, pero no llegarían a popularizarse hasta los años 60 del siglo XX.

El mundo de las antigüedades mecánicas es tan fascinante como atractivo. Coleccionar este tipo de piezas se puede convertir en una auténtica pasión, perfecta para amantes de los artilugios ingeniosos y con personalidad.

Más

Otras Antigüedades Mecánicas 

Hay 2 productos.
Mostrando 1 - 2 de 2 items
Mostrando 1 - 2 de 2 items